¿Cuándo el hombre pobló Huacho y la región Lima?

Por el estudio de los arqueólogos, definitivamente el hombre llegó en bandas y ocuparon la costa norte hace 12,000 años que encontraron abundante comida basado en la caza de caballos, megaterios, esmilidontes, Jaime Deza nos explica que fueron hábiles en las ya famosas “Puntas de Paiján”, piedras de una dimensión de 1O y 15 cms. Extraídos de las canteras de los cerros vecinos y que eran utilizados para caza de toda clase de animales que vivieron en ese periodo. Jaime Deza Arribas plata con sus alumnos recorrieron todo el litoral y encontraron cientos de esos instrumentos creados por los antiguos hombres peruanos desde Tumbes hasta Tacna.

Deza Arribasplata y Pieter Van Dalen nos dice que los primeros grupos humanos que ocuparon Barranca, Huacho, Chancay – Lima y la región en general, habían llegado 12,000 a.d.n.e. producto de que las hordas, se incrementaron y se desplazaron en búsqueda de los recursos más favorables para su subsistencia, desarrollando una industria lítica para la caza de toda clase de animales que encontraban a su paso. Además sustenta esta tesis el trabajo de Edward Lanning que en 1962 encontró las evidencias de ocupación humana en Chivateros (Río Chillón) y que le da una antigüedad de 12,000 años a.d.n.e.

Santiago Vela, en trabajos posteriores ha demostrado que el hombre de Paiján tiene características antropológicas con los antiguos habitantes de Casma, Barranca, Huacho, y Ancón.

Estos hombres que incursionaron en la región Lima vivieron de la caza a lo largo de varios milenios en la zona de Medio Mundo, Paraíso, Lomas de Lachay, Ancón, Amancaes, Atopongo, Chilca, etc.

La tarea fue muy difícil, así pues los animales que comían eran muertos, quizá muchos de ellos recogidos ya después de muertos y otros quizá desbarrancados o muertos a pedradas, rodeándolos. No, no era una tarea fácil obtener alimentos .Por eso las raíces de los árboles, los insectos, las lagartijas, culebras, ratones, todo sirvió para satisfacer a la banda.

No vivían todo el tiempo en el mismo lugar, de modo que se trasladaban de un lugar a otro, estableciendo campamentos temporales. Fue así como se desplazaron desde Paiján hacia el norte y sur, buscando alimentos, haciendo campamentos, caminando varios días, años, etc. Conforme fue retirándose la nieve a la sierra hacia las partes más altas, aparecía la fauna y flora y por lo tanto también, el hombre fue poblando la zona andina.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *